¡Arde, Espíritu!

Ya sólo deseamos sobrevivir cómodamente. Y, para colmo, conseguimos toda la comodidad que se pueda pedir, incluyendo la vida eterna. Por eso, nuestro espíritu se apagó.

Pero tu espíritu… arde. ¿Vas a consumir o ser consumido?

Hay 5 dados por persona disponibles en un Pozo Común. En un papel anota qué *envidias* de los otros personajes. Cuando escribas una *envidia* (ahora o durante el juego) toma un dado del Pozo Común (no puedes superar en más de 2 *envidias* a nadie).

Por turnos, establezcan una escena donde traten de satisfacer alguna de sus *envidias* (comienza quien tenga menos *envidias*). Cualquiera puede tomar sus dados para oponerse (describe cómo tu personaje se opone). Ambos tiran, y quien sume más se lleva un dado del rival (que debe tachar una de sus *envidias*, y describir cómo se convirtió en *amargura*). Si alguien consiguió satisfacer una *envidia*, subráyenla (es un *gusto*).

Si alguien se queda sólo con *amarguras*, se deprime y suicida (pierde, dejando todos sus dados en el Pozo Común). Su jugador puede armarse un personaje nuevo, si lo desea. Los demás ponen un dado propio en el Pozo Común.

Cuando alguien tenga más *gustos* que dados, encontró la felicidad suprema (gana).

About the author

Eneko Palencia
By Eneko Palencia

Organizadores